Windows: Donde nada puede malir sal

Me encontraba como cualquier madrugada viendo The Machinist, de la que probablemente haga review ya que me pareció excelente. Un 9 sobre 10 tirando para arriba. Pero eso no es el objeto de este post.

Lo que voy a relatar es lo que siguió una vez terminé de verla. Debían ser aproximadamente las cinco de la mañana (porque me gusta dormirme temprano, ¿ven?) y antes de irme a dormir resolví descargar el último programa de Dolina. Me fuí a lavar los dientes, como parte de mi ritual anterior al hundimiento en el mundo de los sueños y cuando volví noté que algo era distinto.

¡La descarga terminó! Presiono CTRL+M para ir al escritorio y veo realmente lo que era distinto en la PC. No había cosas. “¡Ya me parecía!”, dije, con tono de conductor de programa para nenes. Mantener la calma es mi especialidad. Sobretodo cuando descubrí que TODO lo que tenía en esa partición de Windows XP había desaparecido. Mi reacción fue “Voy a buscar algo de comer”. De verdad, me moría de hambre.

Verán, yo soy una persona naturalmente paranoica. O quizás no natural, pero me gusta tener veinte millones de contraseñas más largas y más alfanuméricas que un contador vestido de Alf (¿Entienden?, Alf-a-numerico), me gusta tener constancia de todos los sitios que visito con una estricta política de evitar cosas peligrosas y bajar porquerías. Básicamente hago lo que todo usuario de Windows no hace: Tener sentido común. Y durante como tres años, ese fue el mejor antivirus o firewall. Ya que yo no utilizo ningún programa para mi seguridad más que mi cabeza.

No sé si ese fue mi error, o el hecho de simplemente usar una página para bajar una canción de Youtube, cosa que había hecho antes de que todo esto suceda (ubicable en una línea de tiempo entre que terminé con The Machinist y empecé a bajar Dolina). La cuestión es que se me borró todo.

Como buen usuario de Windows que soy, pensé que todo era cosa de mi imaginación, y decidí reiniciar. Y esto es verdad. Que reinicié, no que pensaba que era cosa de mi imaginación. Tan estúpido no soy.

Lógicamente al reiniciar recibí el lindo mensaje de “No podés, man, perdiste todo, así que no vas a bootear porque no hay nada para bootear, che.” (o algo así)

Ok, perdí todo. Eran solo 14 gb de básicamente todo lo que hice en el verano. Fuí a buscar más de comer (ya empezaba a darme mucho sueño, eran como las 6:30 AM), puse Ubuntu y comprobé por decimocuarta vez que mi partición preferida tenía menos datos que mi cerebro sobre matemática.

A todo esto pasaron como 4 horas, así que eran las 7:00 AM y decidí rendirme. En el sentido de irme a dormir. “Mañana lo arreglaré”.

Para resumir todo el tiempo que dormí, me desperté y hasta que prendí la PC, voy a decirles que pude recuperar la mayoría de los archivos más importantes, aunque perdí una gran cantidad por igual.

Lo que hice fue:

  • Crear una nueva partición NTFS
  • Instalar un nuevo XP
  • Usar el programa shareware GetDataBack
  • Getear mi data back
  • Recuperar carpetas importantisimas como la de 4chan o la lista de ideas para el blog (esa última fue fácil ya que pesaba aproximadamente 0 bytes)

“Hehehe”, me dije, como por novena vez en el día mientras sonreía y ponía al nuevo XP como el viejo. Es decir, instalar drivers y todo eso que realmente extraño de Linux ya que ahí no es necesario hacerlo. Reinicié debido a que instalar drivers casi siempre te obliga a eso, y no me gusta decirle “Dejá, voy a reiniciar más tarde” porque me hace sentir desconsiderado. Encima que se toma la molestia de reiniciarme el mismo, ¿Por qué voy a negarme?.

Ojalá hubiera podido empezar este párrafo con “Al iniciar Windows”, pero lamentablemente no inició. Algo destruyó todo el boot. Probablemente que haya formateado la partición vieja de Windows que por alguna razón ajena a mi conocimiento seguía siendo la que manejaba el arranque.

Después de como una hora de insultos, descubrí que nada funcionaba. Ni Fixboot, ni Fixmbr, ni usar un grub de Linux ni rezarle a San La Muerte. Probé cuatrocientas cosas, hasta que llegué a la última de la lista, a la que uno nunca quiere llegar pero salta a ella directamente cuando se rinde: Volver a instalar XP.

Y acá estoy. Es la segunda vez que instalo esto hoy. Todavía no reinicié, pero esta vez no toqué nada que pueda comprometer el arranque. Por las dudas no me voy a poner muy cómodo.

Hay períodos de la vida donde todo, virtualmente, sale bien. Hay días en que absolutamente todo lo que hagas va a malir sal (que es lo primero que sale mal). La verdad, perdí muchas horas de mi vida viendo documentales de animales salvajes en Natgeo mientras se instalaban cosas o se ejecutaban comandos largos como chkdsk, testdisk, fdisk… Ah, no, esa no.

Esa es la historia que tenía que contar. Por lo menos recuperé mis imagenes graciosas.

Pero ahora estoy ofendido con la humanidad, por unos días no voy a actualizar el blog (igual ya deben estar acostumbrados).

Edición (09/02): A raíz de que parece que nadie entendió lo que pasó, procedo a explicarles: No tengo idea de que pasó. Fin de la explicación. No entré en detalles en el por qué se me borró todo porque honestamente no tengo la más remota idea. Intuyo que se trató de algún tipo de virus que pesqué por meterme en foros de Al Qaeda poniendo mensajes imperialistas. Eso, o tengo un alter ego que trata de volverme loco. Es lo más razonable que se me ocurre.

Anuncios

2 comentarios to “Windows: Donde nada puede malir sal”

  1. […] La Guarida de Ruid Por ahí, en alguna parte de la internet « Windows: Donde nada puede malir sal […]

  2. ELHACKER007 Says:

    JAJA BES LO KE HOKURRE HAORA KUANDO PONES KOMENTARIOS DESAGRADABLES EN MI BLOG????? KE HESTO SEA UNA HADBERTENSIA X KE PARA LA PROXIMA TE VORRARE HASTA LA DIRECSION IP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: